El web no está optimizado para IExplorer, es mejor utilizar Mozilla Firefox o Chrome

6fkb_espi.jpgLa fisioterapia respiratoria pediátrica es el arte y ciencia del tratamiento de los pacientes con patologías, dificultades o síndromes respiratorios, por medio de técnicas o ayudas manuales.

De hecho, la fisioterapia respiratoria puede llegar a sustituir algunos tratamientos farmacológicos innecesarios o meramente paliativos, y en otros casos ofrecer una mejor absorción de los mismos.

 Es una disciplina de la fisioterapia con resultados inmediatos en la calidad de vida del niño/a y de la familia, porque favorece el drenaje de secreciones y mejora la respiración de los pequeños/as.

De entre los objetivos principales, podemos destacar:

  •  Facilitar la eliminación de secreciones (moco) traqueo-bronquiales.
  • Disminuir la resistencia de las vías aéreas (resistencia a la entrada del aire).
  • Prevención de las infecciones respiratorias.
  • Facilitar el trabajo respiratorio y favorecer el intercambio gaseoso.
  • Aumentar la tolerancia al esfuerzo.
  • Mejorar la calidad de vida.


Indicaciones principales:

  • Neumopatía por inhalación.
  • Aclaramiento mucociliar (limpieza o drenaje del moco de las vías aéreas).
  • Grandes sedaciones.
  • Problemas ventilatorios o dificultades respiratorias).
  • Síndromes torácicos agudos.
  • Pacientes con ventilación mecánica.


Llegados a este punto, nos podremos preguntar ¿en qué patologías o problemas se utiliza la fisioterapia respiratoria? Estas son las más frecuentemente tratadas:

  1. Bronquiolitis: infección de células de los bronquiolos, en niños de 0 a 2 años.
  2. Bronquitis: infección de los bronquios.
  3. Asma.
  4. Neumonía: infección de uno o ambos pulmones, que puede ser causada por virus, bacterias, parásitos u hongos.
  5. Fibrosis quística: enfermedad genética grave, que da una serie de afectaciones corporales, y entre ellas, una afectación pulmonar progresiva.
  6. Atelectasia: colapso de una región pulmonar o colapso masivo de uno o ambos pulmones, que motiva la imposibilidad para realizar el intercambio gaseoso. Esto es provocado por una obstrucción de las vías aéreas.
  7. Bronquiectasias: dilatación anormal de los bronquios irreversible, como resultado de una patología congénita u adquirida. Normalmente se suele desarrollar en la infancia fruto de una infección bronquial grave en que se hayan destruido los elementos de sostén de la pared bronquial.
  8. Drepanocitosis: enfermedad crónica que provoca destrucción de los hematíes o glóbulos rojos de la sangre, y que por tanto provoca dificultades respiratorias.
Esta web utiliza 'cookies' propias y de terceros para ofrecerte una mejor experiencia y servicio. Al navegar o utilizar nuestros servicios, aceptas el uso que hacemos de las 'cookies'. Sin embargo, puedes cambiar la configuración de 'cookies' en cualquier momento.  [ más información ]